FANDOM


Para la novela, véase Diamantes para la eternidad (novela).

Diamantes para la eternidad es la séptima película de la franquicia de EON Productions, producida por Albert R. Broccoli y Harry Saltzman. Estrenada en 1971, supone la sexta y última representación de Bond por parte de Sean Connery de forma oficial; aunque reprendería este papel en la película no oficial Nunca digas nunca jamás (1983).

En esta película, la investigación de un contrabando de diamantes lleva a James Bond a Las Vegas, donde se descubre un complot de extorsión encabezado por su némesis, Ernst Stavro Blofeld.